Estamos al lado de la Senda del Oso, Vía Verde cicloturista por excelencia y uno de los mayores reclamos turísticos de la zona. Antigua vía ferroviaria que se utilizaba para transportar el carbón hasta diferentes regiones españolas. Con más de 40km de recorrido tiene una bifurcación, un ramal se dirige a Quirós y otro a Teverga.
En Proaza también esta la Casa del Oso, donde podrá disfrutar de una amplia exposición sobre el seguimiento y de las actividades y proyectos que se llevan a cabo para la conservación, protección e investigación del Oso Pardo y su hábitat, además de ser el punto de información turística
A poca distancia, esta el cercado osero donde podemos contemplar a nuestras osas Paca y Molinera.
A unos 10km tenemos el pueblo medieval de Bandujo, considerado ya como bien de interés cultural con la categoría de conjunto histórico. Es un ejemplo de aldea asturiana.
Como espacios protegidos próximos a Proaza cabe destacar el Pico Caldoveiro y la Sierra del Aramo, paisaje, flora y fauna son indescriptibles.
Otra ruta de nivel de dificultad bajo es de la Collada de Aciera, la cual parte del puente de Proaza dirección Villamejín por el antiguo Camín Real y vamos ascendiendo hasta llegar a Collada de Aciera, para descender por tierras quirosanas hasta el embalse de Valdemurio, y a través de la Senda del Oso llegaremos de nuevo al punto de partida.
Y por último La Calzada Romana, vía de comunicación abierta por los romanos con fines militares en torno el año 139 A. C. en la época de los emperadores Augusto, Trajano y Adriano, que unía Sevilla con Gijón a través de lo que ahora se conoce como la “Vía de la Plata”, casi por el mismo trazado de la actual N-630. Y que pasando por “Emerita Augusta”, (Mérida) y “Astúrica Augusta”, Astorga, atravesaba la comarca leonesa de Babia.